EL FUERO DE SEGURIDAD SOCIAL RECIBE 35 MIL CONSULTAS POR MES
Una red judicial permite seguir las causas jubilatorias a través de Internet

Quienes hayan iniciado demandas contra el Estado por jubilaciones, pensiones, prestaciones de salud y/u otras cuestiones, como desamparo, problemas con las obras sociales, aportes y contribuciones y/o accidentes de trabajo pueden consultar por Internet el estado de sus demandas. Sólo necesitan tener una conexión a la red, el número de su expediente judicial y las ganas de hacerlo. Porque todo combate contra la burocracia, en este caso, virtual, reclama doble esfuerzo

Francisco R. es jubilado y el año pasado presentó una demanda en el Juzgado Federal N° 1 de Rosario, contra la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), para reclamar el reajuste de sus aportes. Pero nada salió como esperaba, y la sentencia desfavorable fue apelada. Así fue que su causa llegó a la Cámara de la Seguridad Social de Capital Federal, donde se tramitan todas las demandas de segunda instancia del fuero, aún las interpuestas en el interior del país. Seguir la marcha de su caso desde Rosario, donde vive, era imposible. Hasta que Francisco descubrió Internet.

Esto, claro, no quiere decir que el hombre se volvió un fana de la Red, pero sí un usuario permanente del sitio del fuero de la Seguridad Social, que le permite consultar la evolución de su demanda. Así, cada semana y con la ayuda de su nieto, que fue quien le enseñó a usar la red, Francisco ingresaba a http://www.pjn.gov.ar/seguridad/default.htm , tipeaba el número de su expediente judicial y el año de presentación y listo: el sitio le ofrecía la información actualizada cada 24 horas. Y el mail cfss.info@c1.pjn.gov.ar , le garantizaba la posibilidad de requerir (y obtener) información adicional.

Sus mensajes se los contestó el licenciado Pablo Celli, a cargo de la casilla, que recibe consultas desde todo el país. Es que, desde que los procesos iniciados ante la Justicia de la Seguridad Social (al igual que en los fueros civil y comercial) pueden consultarse en línea, todos aquellos que hayan iniciado juicios contra el Estado por jubilaciones, pensiones, retiros, prestaciones de salud, desamparo, problemas con las obras sociales, aportes, contribuciones y accidentes de trabajo, pueden monitorear a diario el estado de sus demandas desde cualquier PC. Y es un hecho que los "ciberbuelos" están creciendo en número a lo largo y ancho de todo el país.

La puesta en marcha del servicio le debe mucho al grupo de juristas que, encabezado por el camarista Luis René Herrero, actual presidente de la Sala II de la Cámara de la Seguridad Social de Capital, impulsó y apuntaló la idea. Cuando los fueros comercial y civil se conectaron a la red en mayo y diciembre de 1999 respectivamente, Herrero se puso en contacto con la licenciada María Angélica Goñi, coordinadora gerencial del Sistema de Consulta Pública de los Fueros Civil y Comercial Nacional del Ministerio de Justicia y lanzaron el apartado dentro del sitio del Poder Judicial de la Nación a fines del año pasado.

Ingresando a la página, navegando su Intranet u operando alguna de las cuatro terminales de autoconsulta "touch screen" que funcionan en la sede de la Cámara (Lavalle 1268) y en los juzgados de Primera Instancia de la Capital (Marcelo T. de Alvear 1840) se puede acceder a la última actualización, giro o movimiento de las causas del fuero, incluidos su estado procesal, los nombres de los abogados intervinientes y a la nómina de actores. "Además de dignificar la profesión de abogado, la consulta online descongestiona la mesa de entradas del fuero y brinda la posibilidad de tener el expediente judicial a un click de distancia. No hay más dramas vinculados al humor del empleado de turno", explica Herrero.

El Camarista resalta, además, que todo el trabajo fue hecho a pulmón, ya que "no hay una política organizacional que fomente la informatización de la Justicia". Y asegura que "se logró porque tuvimos la voluntad de hacerlo a pesar de no tener el apoyo del poder político, que no podía haberlo debido a la cantidad de ministros de Justicia que tuvimos en tan poco tiempo". La utilidad del servicio cobra aún más relevancia por la dimensión del fuero, que recibe unas 50 mil causas al año y tramita unos 500 juicios al mes.

El sistema fue financiado por el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (http://www.cpacf.org.ar/HTM/index.htm ), cuyo vicepresidente, Miguel Angel Bruno, impulsó el aporte de los 40 mil dólares necesarios para poner a punto la idea y comprar las máquinas "touch screen". Herrero cuenta que la ayuda económica privada fue necesaria porque "este fuero no tiene apoyo debido a que, aquí, se dictan sentencias a favor de los jubilados y en contra de un Estado que no quiere pagar". También intervino en el proyecto la Dirección de Tecnología del Consejo de la Magistratura y el Departamento de sistemas de la jurisdicción, a cargo de Emilio Fernández.

En la actualidad, la página recibe 1.600 consultas por día hábil, lo que suma 35.000 consultas al mes. La Cámara, formada por 3 salas, 9 camaristas y 2 fiscalías, más 10 juzgados de primera instancia, se encarga de fallar, entre otros litigios, sobre jubilaciones ordinarias, pensiones, accidentes de trabajo, incapacidad, medidas cautelares o amparos presentados contra AFJPs u obras sociales. Por ejemplo, si un paciente debe dializarse y hay una disputa entre la obra social (que debe pagar por el servicio) y la clínica (que debe prestarlo), un recurso de amparo ante el fuero garantiza la continuidad del tratamiento. Y el camino que recorre el amparo, se puede seguir, paso a paso, por Internet.

Clarin, Martes 16 de abril de 2002

volver a Derecho

volver a Enlaces

volver a Diario Accion

Diario Accion de General Rodriguez, provincia de Buenos Aires, Argentina, noticias locales, zonales, regionales, provinciales y nacionales - Actualidad e informacion politica, social, policial, deportiva, cientifica, empresarial, institucional, economica y cultural - Negocios y empresas, pymes, industrias y emprendimientos, enlaces, arte y suplementos especiales